Nuestro Blog

Programas gestion – Alternativas


30 julio, 2011 0 Comentarios software, software de gestion

Erp, sistemas de gestión

Comenzamos una nueva secuencia de entradas donde hablaremos de los programas de gestión, de sus diferencias y de sus módulos.

Existen gran cantidad de programas de gestión, desde los famosos Erp (Enterprise Resource Planning) a los más básicos sistemas de gestión que de manera independiente y dependiendo de su utilización serán de perfecta utilidad en la Pyme. Los primeros, de de una manera unificada nos permitirán controlar todas las áreas de la empresa (aprovisionamiento, financiero, comercial, ventas, producción, logística, inventario…).

Un buen Erp debe de ser:

  • Integral
    • Debe de permitir el control de todos los procesos de la empresa en todos sus departamentos, teniendo en cuenta que el resultado de un proceso es el punto de inicio del siguiente. Por ejemplo, en una compañía, el que un cliente haga un pedido representa que se cree una orden de venta que desencadena el proceso de producción, de control de inventarios, de planificación de distribución del producto, cobro, y por supuesto sus respectivos movimientos contables. Si la empresa no usa un ERP, necesitará tener varios programas que controlen todos los procesos mencionados, con la desventaja de que al no estar integrados, la información se duplica, crece el margen de contaminación en la información (sobre todo por errores de captura) y se crea un escenario favorable para errores. Con un ERP, el operador simplemente captura el pedido y el sistema se encarga de todo lo demás, por lo que la información no se manipula y se encuentra protegida.
  • Modular
    • Entendiendo a la empresa como un conjunto de departamentos, los erps son modulares, permitiendo de manera independiente la implantación de éstos. Un ejemplo de ésto serían los módulos de ventas, compras, materiales, finanzas, control de almacén, recursos humanos, crm, etc.
  • Adaptable
    • Los ERP están creados para adaptarse a las particularidades de cada empresa. Esto se logra por medio de la configuración o parametrización de los procesos de acuerdo con las necesidades de cada uno. Por ejemplo, para controlar inventarios, es posible que una empresa necesite manejar lotes, que en otra empresa no es necesario.

Las soluciones ERP suelen ser complejas y difíciles de implantar debido a que necesitan un desarrollo personalizado para cada empresa partiendo de la parametrización inicial de la aplicación que es común.

En función de sus necesidades, una empresa puede no necesitar una Erp, y optar por muchas de las aplicaciones de gestión que existen en el mercado, que aún siendo más rígidas y poco personalizables, cubren sus necesidades perfectamente y además suelen ser más económicas.

En Intecnor contamos con distintas soluciones de gestión, tanto en el ámbito de los Erp, como de las simples gestiones comerciales, que le permitirán controlar su negocio desde el primer momento. En próximas entradas iremos viendo las distintas posibilidades.

Deja un comentario

Eres humano o un robot ? Responde a la pregunta * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Back to top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información ACEPTAR

Aviso de cookies
Share This