Nuestro Blog

El calor y los portátiles


15 febrero, 2013 0 Comentarios reparacion portatiles

problemas-calor-portatil-temperatura-informatica-coruñaLos portátiles sufren mucho más el exceso de calentamiento que los ordenadores de sobremesa. Sin duda todos habremos notado que si en verano trabajamos con el portátil sobre las piernas no somos capaces a aguantar el calor que generan.

Por ello debemos de tener cuidado de no tapar las rejillas de ventilación y de refrigerarlo de manera constante. Para ello existen unas bases de aluminio que cuentan con ventiladores alimentados desde el usb que permiten disminuir la temperatura de forma drástica. Uno de los momentos en los que más calor general el portátil es cuando lo usamos para jugar por la gran cantidad de calor que genera la tarjeta gráfica.

De manera habitual cuentan con soportes de goma para evitar el deslizamiento y con ventiladores que ayudan a refrigerar nuestro portátil. Son una solución barata que sin duda permitirá prolongar la vida útil de nuestro portátil.

El portátil, igual que casi cualquier dispositivo electrónico similar, no debe de sobrepasar de una temperatura. En el caso de los portátiles no deberían de sobrepasar los 80 grados. Existen muchos programas para determinar la temperatura de nuestro ordenador, como Hardware Monitor, que puedes descargar en este enlace, y que nos ayudrán a controlar la temperatura que alcanza. Como sabemos, los equipos electrónicos traen siempre orificios para la evacuación del calor que debemos de mantener siempre despejados y no cubrirlos. Un ordenador o un portátil trabajarán siempre mejor cuanta menor temperatura tengan.

Los principales elementos de un equipo que se calientan son:

  • Procesador
  • Placa base
  • Batería
  • Fuente de alimentación

En el caso de los portátiles la fuente es externa, pero la batería se caliente mucho durante el proceso de carga, lo que afecta también al interior del equipo. Así debemos de prestar atención a las condiciones de trabajo de los equipos, ya que no es lo mismo que trabaje en una oficina con aire acondicionado y con atmósfera controlada que un taller sin aire en el que además hay gran cantidad de polvo que se acaba adhiriendo al equipo y a sus ranuras de ventilación. Lar partículas de polvo son un fantástico aislante que si se acaba adhiriendo a los componentes internos no permite la evacuación del calor.

Deja un comentario

Eres humano o un robot ? Responde a la pregunta * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Back to top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información ACEPTAR

Aviso de cookies
Share This